Somos un país quesero. No hay duda. Lo venimos constatando desde hace más de una década. Año tras año, cuando se trata de elaborar una propuesta de lote de Navidad a medida para alguno de nuestros clientes, la frase “por favor que incluya un buen queso” no falla.

Junto al vino y al jamón, el queso es un componente fijo de nuestras cestas gourmet clásicas. Nosotros optamos principalmente por los quesos artesanales en formato pequeño – de entre 350g y 1kg- elaborados por queserías más bien familiares.

Quesos para lotes de Navidad Desde hace años uno de nuestros proveedores habituales es Tros de Sort. Esta quesería se encuentra situada en el corazón del Pirineo de Lleida, en la comarca del Pallars Sobirà. Sus impulsores cuentan ya con experiencia probada en la elaboración de quesos. Más de 20 años han transcurrido desde que sus socios -cinco ganaderos locales de leche, un veterinario y un ingeniero técnico agrícola- decidieran unir esfuerzos para iniciar su andadura en el mundo de queso y fundaran Tros de Sort.

De la variedad de quesos de Tros de Sort, nos encantan los de pasta blanda como el Tou dels Til.lers, aunque preferimos no utilizarlos en nuestros lotes de Navidad porque tienen poca curación y son algo delicados. También nos gustan mucho los Serrats y los Costas que son ideales para incluir en cestas gourmet tanto por su formato (de 350 a 700g) como por su curación. Llegados a este punto, conviene destacar que la leche que utilizan para preparar su cada vez más extensa gama de productos proviene de sus propias vacas, que se alimentan en los verdes pastos de esta bella zona del Pirineo catalán.

Queso para lotes de NavidadEn primer lugar, el Serrat del Triadó es un queso de pasta prensada elaborado con leche cruda de vaca. Tiene una textura compacta, color marfil y sabor intenso con un toque mantecoso. Su curación es de al menos 3 meses. Dentro de los Serrats, Tros de Sort ha sacado algunas variedades al mercado como el Roi, que recibe su nombre (rojizo) por el tono que adquiere su corteza después de lavarla con levaduras rojas. Su gusto también es potente y tiene un toque amoniacado, típico de algunos quesos suizos. Por su parte, el Serrat del Triadó con hierbas se prepara con una mezcla de eneldo, estragón y apio para conseguir un queso con un sabor particular y aroma agradable.

En cuanto a los Costas, el que más utilizamos nosotros es el Costa Negra en formato mini. Se trata de un queso de cuajada lavada, elaborado también con leche cruda de vaca. La ceniza exterior de su corteza le da el color negro y el nombre. Al corte tiene una consistencia compacta y elástica. Al gusto, es un queso entre dulce y ácido, algo fundente en boca ya que su curación es de unas cinco semanas. En alguna ocasión también hemos ofrecido el Costa Roia, una variación del Costa Negra pero cuya corteza se somete a diversos lavados con salmuera y levaduras al rojo y Ratafía dels Raiers.

En resumen, que como viene siendo habitual, nuestro catálogo de lotes de Navidad incluirá varias propuestas con Serrat del Triadó o Costa Negra para deleite de los gourmets más queseros.