Nuestro trabajo es muy agradecido. Y es que ¿a quién no le gustaría dedicarse a repartir placer y alegría en forma de vino y delicatessen? Podríamos decir que nos dedicamos a hacer regalos gourmet,  lotes de Navidad corporativos y cestas variadas para eventos y promociones. Pero sería quedarnos en lo superficial.

Nos dedicamos a potenciar la imagen tanto interna como externa de cada empresa con la que trabajamos; le ayudamos en su constante esfuerzo por demostrar a su cliente que no hay nadie más importante que él; le proponemos fórmulas imaginativas para agradecer el esfuerzo a su activo más importante, sus empleados. Y por si fuera poco, estamos a su lado en el momento de lanzar un nuevo producto o servicio proporcionando ideas de regalo que lo hagan irresistible. Es como un decir “gracias”, un “me importas”, un “he tenido una idea que te va a gustar. Ya verás. Prueba.”. Donde no llegan las palabras, puede llegar un regalo que despierte los sentidos. Como un buen vino. O un queso artesano de los que hacen llorar de lo bueno que está. O unas galletas irresistibles que no puedes evitar compartir.

A grandes rasgos esto es lo que hacemos en Delinostrum desde hace más de una década, Y seguimos con energía renovada. De ahí que hayamos decidido renovar nuestro blog con más detalles de producto, ideas de regalo y todo aquello que tenga que ver con los obsequios corporativos como herramienta de comunicación interna o externa. Estate atento a este blog si quieres estar al día sobre nuevos productos gourmet que vamos descubriendo, diseños de packaging que nos han llamado la atención o nuevas tendencias en el sector.